Conoce los beneficios de tener un huerto en casa

0
411

La crisis económica mundial agudiza el ingenio y obliga a las personas a buscar algunas formas para ahorrar algo de dinero; en lo que alimentación se refiere los huertos urbanos han salido a relucir y de paso, poner un toque ecológico a la convivencia en el hogar. Estos huertos contienen diminutas parcelas que cuelgan de balcones o reposan sobre las barras de las cocinas de muchos domicilios y que son capaces, en un pequeño espacio, de producir deliciosas hierbas, frutas y verduras para el consumo familiar.

Los huertos urbanos comienzan ya a ser una realidad, sobre todo en viviendas en las que cualquier balcón o terraza disponen de espacio para la horticultura ciudadana.

Porque aunque no lo creas, un huerto de cuatro metros cuadrados puede abastecer de verduras gratis a una familia de cuatro miembros. Si no cuentas con espacio en el suelo, la opción vertical es también una excelente idea.

En las imágenes puedes ver cómo un huerto vertical puede disponer de espacio suficiente para cultivar gran cantidad de variedades. En estas fotos el ambiente es de exterior, y lógicamente es el emplazamiento más adecuado para las hortalizas. Pero si tu cocina es lo suficientemente soleada, también puedes escoger una pared idónea para colgar el huerto urbano y cultivar plantas que no necesiten estar a la intemperie. Un buen ejemplo son las aromáticas: además de embellecer la pared con su verde intenso, aromatizarán todos tus platos con todo su frescor.

Para planificar tu huerto vertical, una vez escogida la pared (tendrá que recibir entre 5 y 6 horas de sol al día) tendrás que elegir las especies a cultivar.

Existen una gran cantidad de semillas como: albahaca, tomates cherrys que permitan crecer en rama y poco a poco ir podándolos para que no deje dar frutos. Hay quienes se atreven con depósitos más grandes y combinan, en un solo envase, lechugas con otras especias como cilantro o perejil, entre otros.

También puedes comprar plántulas para acelerar el proceso y comenzar a disfrutar de los beneficios de tu huerto.

Además de tus gustos hay otras cosas que influyen: por ejemplo, la época del año en la que coloques el huerto.

Acude a un vivero o centro de jardinería a comprar las semillas o plántulas, y puedes pedir algunos consejos al encargado o dependiente para saber qué es lo más adecuado para cada una de ellas.

Debes de colocarlas sobre una cama de siembra, con la tierra adecuada para el cultivo en particular. No te olvides de establecer un plan de riego.

Ya puedes disfrutar de la belleza y el sabor de tu huerto urbano.

Dejar respuesta