¿Eres adicto al celular?

0
335
adicto al celular trending magazine revista puebla tlaxcala nomofobia

Los smartphones irrumpieron en la vida actual como una herramienta que permite estar conectado las 24 horas del día lo que ha producido que algunas personas se vuelvan adicto al celular.

Acceder a mails e informaciones importantes sin necesidad de estar frente a una computadora y –también– ser un participante activo en las redes sociales mientras se prepara la cena en casa o durante una aburrida reunión de trabajo.

Pero como no todo lo que reluce es oro, estar online 24 horas, los siete días de la semana, tiene su lado negativo: Se ha creado un adicto al celular

Ocurre que la hiperconectividad, los teléfonos inteligentes y ahora los relojes inteligentes, modificaron la vida y las relaciones de múltiples sociedades alrededor del mundo, dejando casi sin opción a quienes no estaban convencidos del cambio. Y aunque trajeron enormes beneficios para la vida laboral y social, hoy se paga el precio de algunos hábitos un tanto nocivos que están arraigados a la conducta social.

¿Cómo se llama a los adictos a los celulares?

La conducta de no poder separarse del móvil ya tiene nombre propio: nomofobia. Y esa es sólo una de las psicopatologías que surgieron debido al mal uso de los smartphones y las redes sociales. Especialistas las denominan así para diferenciarlas de los trastornos de salud mental que ya están establecidos y diagnosticados por organismos oficiales como la Organización Mundial de la Salud (OMS). Su irrupción no es extraña si se tiene en cuenta que según el estudio “Cuántas veces chequeas tu teléfono móvil por día”, elaborado por Oracle Marketing Cloud, cada persona consulta su móvil 150 veces al día.

Y aunque ni la OMS ni los ministerios de los diferentes países hayan reconocido hasta ahora la clasificación de enfermedades mentales, cada vez hay más personas que buscan tratamiento psicológico porque tienen la percepción de perder el control ante su teléfono y se sienten “dependientes” del aparato.

-Ansiedad, un problema en crecimiento “La ansiedad aumentó vertiginosamente. Hay

más trastornos de pánico. La tecnología incrementa la ansiedad, las conductas de abstinencia, las conductas condicionadas y a estar atentos constantemente. Nuestro sistema psíquico no se relaja, está en alerta de manera permanente”, explicó a Infobae el psicólogo Walter Ghedin.

Además, el especialista resaltó que el uso de las nuevas tecnologías puede afectar el momento de estudiar: “Los niños son los más afectados por los dispositivos móviles ya que les perjudican la atención, la concentración y la memoria. Pierden el foco. No se logra un aprendizaje rotundo”.

 

Has pensado alguna vez ¿Cuántas veces revisas tu celular?

Dejar respuesta